miércoles, 10 de enero de 2007

Declaración de Güiria



EL PUEBLO DEL MUNICIPIO VALDEZ Y SUS PESCADORES HEMOS ACORDADO


Ratificar y mantener el objetivo pacífico de la lucha iniciada el día 6 de octubre hasta lograr la reversión de la concesión otorgada a Duarte Vivas & Asociados por la Gobernación del Estado Sucre.

Rechazar los calificativos de narcotraficante, guarimberos y contrabandistas de gasoil utilizados por el gobernador Ramón Martínez, en contra de los pescadores artesanales que reclaman sus derechos.

Solicitar la participación de todos los sectores de la vida local, regional y nacional, que puedan aportar sus esfuerzos para lograr que el Puerto Pesquero Internacional de Güiria cumpla el objeto que motivó su construcción.

Proponer que el Puerto Pesquero Internacional de Güiria, sea administrado por una Junta integrada por órganos del Ejecutivo Nacional y los sectores que utilizan el Puerto como base de sus operaciones pesqueras, a través de la ejecución de un Proyecto Endógeno de Desarrollo, con líneas de financiamiento a la reactivación de flotas y plantas de procesado pesquero.

Solicitar a la Procuraduría General de la República y a la Contraloría General de la República el análisis del Contrato de concesión suscrito con Duarte Vivas & Asociados, para que estos entes exijan a esa empresa la indemnización por los daños que pudieren haber causado el patrimonio público.

Rechazar la violencia con que fueron reprimidos los paisanos pescadores, quienes pacíficamente defendían su derecho al trabajo y a una vida mejor.

Solicitar a la Asamblea Nacional, a la Fiscalía General de la República y a la Defensoría del Pueblo, la investigación de los hechos ocurridos el día jueves 19 de octubre, donde resultaron lesionadas varias personas que ejercían pacíficamente y sin armas su derecho a manifestar y se castigue a los responsables.

Solicitar ante la Asamblea Nacional, la interpelación del Gobernador del Estado Sucre y el Comandante de la Guarnición de la Armada, acantonada en Güiria, por la violación de los Derechos Humanos.

Solicitar la destitución del Secretario General de la Gobernación del Estado Sucre.

Asamblea Pro-Rescate
Puerto Pesquero Internacional de Güiria


Güiria, octubre de 2006

3 comentarios:

Julio César Casas Ginestre dijo...

Que hermos es sentir la solaridad, sobretodo cuando el silencio es tan denso.
Este cuaderno de apuntes debe convertirse en faro que ilumine el camino a los Güireños y Parianos para la construccion de nuetro propio destino.
Vamos a divulgar este sitio en el programa: Foro abierto Rescatemos el Puerto Pesquero Internacional de Güiria.
Saludos y El puerto es pesquero hasta que la mar se seque.

Ref. Celestino Flores dijo...

MANIFIESTO EN TORNO DEL PUERTO PESQUERO INTERNACIONAL DE GÜIRIA: CUAL CENTRO DE DESARROLLO ENDÓGENO INTEGRAL

Trabajo especial realizado por:
Prof. Celestino Flores, 899583; Prof. José Rivera, 4948651; Lic. Yajaira Achiques, 4218690; Prof. Estanislao Segura, 3339653; Prof. Robert Rojas, 4398782; Prof. Ciro Rodríguez, 4297452; Prof. Norma Clement, 5182200; Téc. Fotog. y Locutor Pariagoto Getulio Méndez, 5900226…

Y oí otra voz del cielo que decía: Salid de ella, pueblo mío,
para que no seáis partícipes de sus pecados,
ni recibáis parte de sus plagas (Apocalipsis, 18:4)

Se reconoce que el Puerto Pesquero Internacional de Güiria (municipio Valdez, Estado Sucre, Venezuela) fue construido a comienzos de los años 70, por la empresa PRECOMPRIMIDOS, C.A., en un área global de 60 hectáreas, bajo la administración del primer mandato puntofijista presidido por el Dr. Rafael Caldera.
El objetivo esencial del Puerto Pesquero Internacional de Güiria ha consistido originariamente en darle soporte y apoyo a las pesquerías de la zona, en cuanto la pesca era y es, la principal actividad de la región. Por otra parte, en forma auxiliar, el Puerto… serviría también de centro ocasional de operaciones a las empresas petroleras-gasíferas que estaban empezando a instalarse en esa época en el Golfo de Paria.
Aunque en la actualidad pudiera ocurrir que dicho Puerto perdiera su condición y naturaleza de servicio a las pesquerías para ser convertido de manera intencional en un Puerto Petrolero-Gasífero, dentro de la realidad de una exploración y extracción eufórica de gran intensidad de combustibles fósiles (gas y petróleo) en el área, riqueza que al parecer debe ser extraída dentro de cuatro ó cinco décadas, tal vez menos.
El Puerto Pesquero Internacional de Güiria constiuye la base operativa de sustentación de una extensa área de pesca activa que comprende al Golfo de Paria con sus 10 mil kilómetros cuadrados aproximadamente y la Plataforma Deltana que comprende una superficie pesquera de unos 500 mil kilómetros cuadrados. Esto le da a este Puerto Pesquero Internacional de Güiria una inusitada importancia como centro de operaciones en el manejo y movilización de esa inmensa reserva protéica (alimentaria) y sus derivaciones acuaculturales, ya en conflicto franco y abierto con las empresas gasíferas y petroleras, en lo cual se revela el activismo de los factores ambientalistas no gubernamentales de la Patria Mirandista-Bolivariana.
La localización del Puerto Pesquero Internacional de Güiria es de alto valor estratégico: (1) por el hecho de ser un puerto pesquero fronterizo; (2) por tener originariamente capacidad de apoyo en servicio para las zonas pesqueras de la fachada atlántica y parcialmente de la fachada caribeña oriental; (3) y por cuanto geográficamente se localiza por debajo (al sur) del llamado "Cinturón de Huracanes", lo cual le da una protección particular a las embarcaciones que allí atraquen, lo cual a su vez y de manera evidente eleva su calidad portuaria.
Al reafirmar que el valor central del Puerto Pesquero Internacional de Güiria se define por estar asimilado fundamentalmente a la actividad pesquera, debe también reconocerse que, por derivación, constituiría la base esencial de sustentación de los potenciales programas de acuicultivos, así como de la actividad recreativo-turística. Todo lo cual representa la base bioproductiva natural que se fundamenta en la ya reconocida fertilidad de las aguas del Golfo de Paria, en particular de las áreas costeras de Venezuela, con su gran densidad de manglares y de extensos humedales, lo que al mismo tiempo involucra también evidentes bellezas escénicas como riquezas intangibles.
Pudiera entenderse, además, a título de alerta, que en el horizonte actual, este Puerto se pretenda relacionar ahora de manera prioritaria con los desarrollos del Complejo Gasífero Industrial Gran Mariscal de Ayacucho, CIGMA, con lo cual se desviaría de manera profunda e intencional su significado para servicio de las pesquerías de la zona. Así podría entender la denunciada situación de evidente mengua de las plantas de producción de hielo, que al parecer ya están en un nivel de producción del 10% con respecto a su capacidad instalada originaria.
Las informaciones recibidas nos llevan a reconocer que la empresa Duarte Vivas & Asociados de Oriente, es 100% venezolana, la cual, a través de las empresas Administradora Portuaria Paria, C.A., y Servicios y Suministros Navales Paria, C.A., ha estado presuntamente asumiendo la responsabilidad actual de las operaciones portuarias y los servicios que allí se prestan o han de prestarse al sector pesquero regional, cuya precariedad se ha denunciado con patriótica vehemencia por parte del pueblo pescador como afectado directo.
También, reconocemos y denunciamos que el Puerto Pesquero Internacional de Güiria desde el ultimo gobierno presidido por el Dr. Rafael Caldera (1994-1998) y primer período de gobierno estadal presidido por el Dr. Ramón Martínez, ha estado funcionando bajo una orientación neoliberal, puesto que se encuentra o encontraba operativo dentro de un contexto privatizador, lo cual ha significado una desviación notable de su función de servicio originario dirigida esencialmente a la actividad pesquera.
Tales situaciones de mengua de servicios elementales han acentuado y acentúan el descontento de los pescadores y de otros factores comunitarios, quienes se han sentido y sienten cada vez más desasistidos, al percibir en forma recurrente la mengua del apoyo a su faena productiva, lo cual al mismo tiempo ha de conducir a un claro resentimiento de la provisión de los recursos pesqueros en la región (Seguridad Alimentaria, Art. 305: CRBV).
Actualmente, se define y desencadena un conflicto a nivel del sector pesquero, muy cargado de violencia, tal como se ha anunciado por los medios masivos de información. Estas aparentes acciones expresada en “tomas”, bloqueos y otras manifestaciones de `protesta conducidas por los propios pescadores en defensa de la integridad funcional de su Puerto Pesquero Internacional de Güiria es un claro indicador de que la situación conflictiva se le escapa o ha escapado a los propios entes competentes del Estado Sucre. Lo cual al mismo tiempo constituye la expresión de manejos incompetentes, desinteresados, ineficaces, negligentes en el cumplimiento administrativo y patriótico. Se puede hablar hasta de indolencia en el tiempo. Es presumible que en ello tenga parte el propio gobierno regional, a quien por Ley corresponde el cabal funcionamiento de Puertos y salinas.
La realidad es que el pescador se rebela al internalizar que los servicios que debe recibir son cada vez más cortos, más precarios. Por consiguiente, pareciera que la intención u objetivo de lo que se presume aceptar como un conflicto, lleva a interpretar que el objetivo de quienes se manifiestan en rebelión abierta es el rescate del Puerto Pesquero para la comunidad, con respecto a los factores empresariales y administrativos del gobierno regional que lo tienen o han tenido secuestrado dentro del contexto de principios neoliberales que alientan de manera permanente la privatización social y política. Parece, pues, que en definitiva la toma del Puerto Pesquero de Güiria la han tenido en marcha y firme son los factores que han disfrutado o disfrutan de los pingües beneficios de su Privatización, que ya tuvo lugar en el gobierno presidido por el Dr. Rafael Caldera al final de su segundo mandato y en el primer mandato del actual gobernador del Estado Sucre (Dr. Ramón Martínez).
La indiferencia ante la ruina progresiva denunciada sobre el Puerto Pesquero Internacional de Guiria como servicio fundamental para las pesquerías de la región, ha significado y significará un atentado contra la Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela, Articulo 305, puesto que se ha desatendido acaso de manera intencional una estructura operacional que posibilita cumplir con el principio de garantía de la Seguridad Alimentaria del país. También significa un acto conspirativo antiecológico y contrario a los programas funcionales de la Revolución Bolivariana.
La atención a la producción alimentaria constituye una razón patriótica y futurista en cuanto al respeto y fomento de la capacidad bioproductiva del gran sistema acuático (pariano y Plataforma Deltana) que nos ocupa, lo cual constituye lo permanente, lo perpetuo en relación con la dinámica de la vida acuática, con sus componentes esenciales de flora y fauna que garantizan los abastecimientos proteicos de la población humana regional.
Por consiguiente, reafirmamos que no se puede ni se debe renunciar a lo permanente que tiene como base la renovación persistente de la vida (pesquerías, acuacultura, fotosíntesis), por lo efímero y altamente transitorio constituido por la extracción de combustibles fósiles en gran intensidad, que son cuestiones planteadas con notable preocupación con respecto a la zona pariana y sus adyacencias deltazas..
Por ello, es esencial conformar un programa de la más elevada racionalidad, fundamentado en lo que modernamente se denomina sustentabilidad ambiental y desarrollo endógeno. Esto involucraría lo que el gobierno revolucionario bolivariano desde sus niveles centrales ha afirmado y denominado “siembra” como principio de trabajo esencial y futurista.
Para sembrar, es necesario acondicionar apropiadamente los Ecosistemas planetarios, e invertir y convertir el producto de las fuentes efímeras de producción como los combustibles fósiles por ejemplo, de potencialidades y alcances cortos en el tiempo, en centros productivos “eternos”, con mejorada frondosidad, en garantía del bienestar y de la prosperidad de la Ecosfera planetaria. Lo permanente como objetivo incluye la reflexiva y sabia Humanidad, en los milenios o millones de años hacia el porvenir.
"Lo que se destruye es inútil a todos ", es palabra viva de El Libertador Simón Bolívar. Debemos denunciar que el Gobierno regional y sus voceros autorizados por la Constitución y las leyes vigentes se empeñan en mantener en el Estado Sucre líneas de acción con evidente enfoque desarrollista, que vale decir, de antiecológica orientación, al dejar intencionalmente abiertas las compuertas del mercantilismo, y con ello las posibilidades concretas para la depredación de los centros bioproductivos de alta jerarquía. Tales son los signos indiscutibles que caracterizaron las políticas ambientales "puntofijistas", las cuales siempre hemos considerado como maldiciones caídas con gran fortaleza depredadora sobre el funcionamiento del Golfo de Paria y otros espacios marino-costeros, entregados o con pretensiones de hacerlo, a las fuerzas depredadores y destructivas de la vida y de todo cuanto posibilita el cabal y pleno funcionamiento de los Ecosistemas.
Es una esencialidad reafirmar que lo que constituye al Estado Sucre como entidad federal es indiscutiblemente un pueblo de pescadores desde tiempos inmemoriales, tal como lo confirman los respectivos estudios antropológicos. Su relevante virtud ha sido traer de manera permanente grandes masas de proteínas a la orilla y ponerlas al servicio del consumidor. El Puerto Pesquero Internacional de Guiria es un canal indiscutible para ello, porque con ese magno propósito fue construido.
Ir convirtiendo el Puerto Pesquero Internacional de Güiria de manera progresiva e intencional (planificada) en un puerto petrolero-gasífero es una desviación perversa animada por el neoliberalismo salvaje y un atavismo que es necesario superar con prontitud, con urgencia, en las decisiones políticas del gobierno revolucionario bolivariano.
Por lo tanto, las circunstancias conducen a abrazar la causa de los pescadores y de quienes solidariamente adversan los perversos procesos de privatización y entrega de los componentes estratégicos y funcionales de la Patria.
En tal sentido, reafirmamos y declaramos al Golfo de Paria y sus extensas adyacencias marino-costeras de densa prductividad protéica, como espacios acuáticos con abundancia de vida, como un verdadero e irreductible emporio pesquero y como relevantes centros de diversidad biológica y de reservas genéticas, que incluye las reservas farmacológicas y alimentarias.
En consecuencia, exigimos a los entes competentes del Gobierno Revolucionario Bolivariano de la República Bolivariana de Venezuela, tomar la iniciativa ante los gobiernos fronterizos jurisdiccionales para declarar al Golfo de Paria y sus adyacencias de la Plataforma Deltana como una Reserva Alimentaria, en concordancia con el Artículo 305 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, nuestro Proyecto de País.
De igual modo, exigimos la activación, en gran escala y en todas sus dimensiones, del Artículo 107 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, como consolidación de las bases esenciales de la conciencia colectiva que garanticen con carácter proactivo la conservación y protección ambiental de las cuantiosas potencialidades de la zona pariana en lo educativo, científico y cultural…
Así mismo, declaramos como indeseables todas aquellas fuerzas exógenas que perturbarían, y perturban en la actualidad estas potencialidades. Entre esas iniciativas y fuerzas a rechazar están las presuntas plantas de procesamiento de lodos de perforación (cf. Industria Gasífera y .Petrolera) que contienen toda clase de contaminantes tóxicos para la vida: mercurio, plomo y arsénico. Éstos afectan gravemente el sistema nervioso y respiratorio del ser humano y de componentes de la biota acuática. De igual modo, son de muy elevada capacidad perturbadora de la salud de los Ecosistemas marino-costeros. Y si en verdad hay la intención de desarrollar esos procesos en las costas de Paria, es evidente que los residuos irían a parar a las aguas de dicho Golfo. Acaso, muy buen negocio para los equipos gerenciales de dichos proceso, pero pésimo y perverso contra el supremo interés comunitario y contra la integridad funcional eco-ambiental.
También, consideramos indeseable la transformación progresiva (acaso disfrazada) y efectiva del Puerto Pesquero Internacional de Güiria en un Puerto Gasífero-Petrolero, porque ello significa la subestimación o exclusión de los centros acuáticos generadores de proteínas para los abastecimientos alimentarios colectivos, y una flagrante violación del Artículo 305 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.
Los resultados de los acontecimientos en torno del Puerto Pesquero Internacional de Güiria revelan que sí hay disposición para hacer lo bueno, para avanzar en paz, para neutralizar las fuerzas y factores exógenos, del odio y la perversión mercantil, que de manera persistente, implacable y demoníaca pretenden sumirnos en la desventura ecoambiental (Romanos 3:16-18). Si bien es cierto que hay abundancia de pecados, aliados de la contrarrevolución, también es ciento que hay sobre-abunda de gracia, de solidaridad, de patriótica disposición para servir con amor por el prójimo, que incluye a Venezuela, la Ecosfera, a los Ecosistemas, a la vida en todas sus expresiones, en función del bienestar, la seguridad y la prosperidad de las comunidades humanas.
¡Por la defensa del Puerto Pesquero Internacional de Güiria, por su renacionalización, en beneficio del Pueblo Pescador en primer lugar!.

¡Solidarios siempre con el fin de todo contrato privatizador de la Administración Portuaria de Paria!. ¡Rechazamos la transformación del Puerto Pesquero Internacional de Güiria en Puerto Petrolero!.

¡No a la falacia de compartir del espacio portuario pesquero con factores que en fin de cuentas serían contrarios a la defensa de la integridad de las pesquerías y de otras potencialidades: recreativas, educativas, científicas y turísticas!

¡EL PUERTO ES PESQUERO; EL PUERTO ES INTERNACIONAL; EL PUERTO NO ES COMERCIAL; EL PUERTO ES UNIDAD DE SERVICIO PARA EL FUNCIONAMIENTO CABAL DE LAS PESQUERÍA DE LA REGIÓN DEL GOLFO DE PARIA Y DE LA PLATAFORMA DELTANA; EL PUERTO ES DE GÜIRIA!

¡Por la transformación del Puerto Pesquero Internacional de Guiria en un CENTRO DE DESARROLLO ENDÓGENO…!
POR UNA PATRIA SANA Y HABITABLE PARA TODOS Y PARA SIEMPRE, Desde Cumaná (Venezuela) A LOS 25 DÍAS DEL MES DE OCTUBRE DE 2006.
Es Auténtico:
Fdo. Prof. Celestino Flores, 899583; Prof. José Rivera, 4948651
(Es un mensaje elaborado en los centros operativos de: Sociedad Conservacionista del Estado Sucre, FORJA de Venezuela, Centinelas Ambientalistas de la Patria Mirandista-Bolivariana, los Lanceros Ambientalistas de Oriente, Escuadras Ecológicas del Estado Sucre…, 25-10-2006)

Odlanier dijo...

A seguir luchando:

Hay que vencer la maldad
Con alma de juventud.
Sombra no puede opacar Luz,
'Luz barre la oscuridad!


Reinaldo Martinez,
Mater Natura ONG,
Hacia la Venezuela Post-Petrolera
San Antonio de los Altos
Estado Miranda

reinaldo.martinez@gmail.com